Blogia
Orientación Académica y Profesional

La finalidad principal de la educación y por tanto de la orientación educativa, es facilitar la inserción social y el acceso al mundo laboral de todos los alumnos.

Para alcanzar estas metas, los alumnos deberán tomar decisiones importantes eligiendo entre distintos caminos y alternativas, y por ello, el papel de la orientación consiste en facilitar en la medida de lo posible los medios para que afronten adecuadamente la tarea de descubrir y elegir los mejores caminos de forma realista y planificada, lo que supone dominar una serie de capacidades relacionadas con la obtención, selección y análisis de información, la planificación de metas y la resolución de problemas, ya que esas decisiones pueden condicionar en gran medida al futuro académico y profesional del alumno.

Por este motivo, el Departamento de Orientación tiene entre su diversas funciones la de contribuir  a la elaboración, desarrollo y evaluación del POAP que se llevará a cabo en el centro de Educación Secundaria al que pertenece y que será incluido en el P.C.E. tras ser aprobado por el Claustro de Profesores y debatido por la Comisión de Coordinación Pedagógica. En este documento, se especificarán las actuaciones que se desarrollan en el centro para facilitar la toma de decisiones de cada alumno o alumna a lo largo de su escolaridad respecto a su futuro académico y profesional. El papel de la orientación consiste en facilitar en la medida de lo posible los medios para que afronten adecuadamente la tarea de descubrir y elegir los mejores caminos para ellos.

A través de la orientación académica y profesional pretendemos facilitar  la toma de decisiones de cada alumno/a respecto a su itinerario académico y profesional, por lo que intentamos:

  • Relacionar el mundo psicológico individual con el mundo escolar y profesional para favorecer una orientación profesional no discriminatoria ni sexista.
  • Sensibilizar a los alumnos/as de la necesidad de reflexionar para planificar su proyecto de futuro individual, y
  • Ofrecer desde el Centro Educativo una base sistematizada de análisis, investigación y procesamiento de la información para la toma de decisiones.

La orientación académica y profesional irá encaminada fundamentalmente a que los alumnos aprendan a decidir de forma realista y planificada desarrollando las capacidades necesarias para que pueda ser el propio alumno quien tome sus propias decisiones de manera libre y responsable, tanto en el momento actual como a lo largo de su vida. Todo esto se llevará a cabo basándose en  cuatro aspectos fundamentales:

1.   Un conocimiento adecuado de sus propios intereses, capacidades y recursos.

2.   Un conocimiento adecuado de las distintas opciones educativas y laborales y de las vías que se abren y cierran con cada opción.

3.   Un conocimiento adecuado de las exigencias del mundo laboral y su relación con los distintos estudios.

4. Un dominio adecuado de las estrategias y habilidades de decisión (identificar el problema, clarificar alternativas, valorar sus consecuencias positivas y negativas, sopesar y decidir)

A través del POAP se pretende ayudar a los alumnos a tomar decisiones los más ajustadas posibles a su realidad tras un conocimiento de sí mismos, su contexto escolar y familiar y los posibles itinerarios educativos y profesionales.

En el campo de la psicopedagogía se entiende por Toma de Decisiones el proceso conscientemente orientado que permite, a partir de la recogida de información y del procesamiento de la misma, optar entre un determinado número de posibilidades con el fin de alcanzar los resultados deseados.

 La toma de decisiones implica:

  • La existencia de varias posibilidades entre las que poder optar.
  • Un proceso mental consciente: elementos cognitivos de representación y valoración de la realidad.
  • Procesos mentales inconscientes como elementos afectivos: deseos ocultos, atracciones, rechazos, complejos...
  • Procesos energéticos: elementos motivacionales que inician el proceso y lo dirigen hacia la consecución de objetivos.
  • Características de la personalidad.

La implicación de estos factores es mayor o menor dependiendo de que el responsable último de la decisión sea un directivo, un equipo o un alumno. También conviene tener en cuenta que en toda decisión intervienen distintos elementos que influyen en el proceso decisorio: el órgano decisor, las alternativas, la previsión de los resultados, las reacciones que pudieran derivarse de las decisiones tomadas.

La mayor parte de los autores consideran que la secuencia del proceso decisorio podría sintetizarse en los siguientes pasos:

1. Definir el problema a partir de la información que se tiene: cuál es el nudo de la cuestión; de qué asunto trata el problema, cuál es la dificultad más grave, por qué es necesario decidirse, etc.

2. Generar alternativas de decisión: qué opciones tenemos, cuáles nos interesan más, cuál menos, etc.

3.  Recoger información sobre dichas alternativas.

4. Evaluar las consecuencias de las alternativas generadas: qué riesgos corremos, qué costos se derivan, qué reacciones pueden originarse en el contexto educativo.

5. Toma de decisión: optar por una de las alternativas generadas y evaluadas.

6. Puesta en acción de la decisión tomada.

7. Control de los resultados: conviene que sea realizado por personas implicadas en el proceso, pero también por evaluadores externos.

El proceso de toma de decisiones implica la interacción de: alumnos, padres, profesores, profesores / tutores, orientadores, servicios varios de orientación.

El orientador ha de tener muy en cuenta el factor indecisión del alumno. Campbell y Cellini (1981) creen que las razones de dicha indecisión pueden estar en cualquiera de estas tres categorías:

Miedo a las consecuencias de la decisión tomada o al fracaso. En este caso el orientador debe abordar el problema como abordaría el análisis y la intervención de otros tipos de miedos. También ayudando al sujeto a tomar conciencia del proceso mediante el cual va resolviendo su problema.

  • Dificultades relacionadas con la consecución y organización de la información. Cuando esto suceda, es preciso que el orientador, además de proporcionar información, ayude a los alumnos a descubrir la relevancia, pertinencia y validez de la misma.
  • Dificultades relacionadas con el proceso de generación selección y valoración de alternativa. El uso de estrategias para el desarrollo del pensamiento creativo y de clarificación y jerarquización de valores pueden ayudar a solventar la dificultad.

El Departamento de Orientación elaborará propuestas sobre la organización y funcionamiento del centro y colaborará con la Jefatura de Estudios en cuanto a la coordinación y asesoramiento y apoyo a los tutores en el desarrollo de sus funciones así como a los padres y alumnos y se encargarán del desarrollo y evaluación del POAP.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres